Páginas

Cómo provocar un pantallazo azul de la muerte


sábado, 21 de agosto de 2021

El pantallazo azul de la muerte, conocido popularmente por sus siglas en inglés BSOD, es prácticamente el error más "mortífero" que puede recibir casi cualquier instalación de Microsoft Windows. Presente desde Windows 3.1 como un simple aviso, este nos da la indicación de que nuestro sistema en ejecución sufrió una parada crítica dentro del núcleo, la cual implica tener que reiniciar obligatoriamente nuestro equipo, con la evidente consecuencia de perder todo lo que estuviéramos haciendo en ese momento.

Más allá de que pueda resultar "aterrador" por decirlo de alguna forma, a muchos curiosos les gustaría poder provocar uno; ya sea porque afortunadamente nunca hayan recibido uno, o simplemente porque quieren visualizar esta escena típica de Windows.

A continuación voy a enseñarte a cómo provocar uno en distintas versiones de Windows, desde la 3.1 hasta en Windows 11. Claramente se aconseja realizarlo en entornos virtualizados, como una máquina virtual.

Windows 3.1

Esta fue la versión en donde prácticamente nacieron los pantallazos azules, sirviéndose en aquel momento como una ventana de error emergente. En un principio, salvo unas muy pocas excepciones, este no obligaba el reinicio de la computadora en si, si no que simplemente informaba de un error. Incluso también solía avisarte cuando pulsabas cierta combinación.

La forma más sencilla de provocarlo es presionando la combinación de teclas Ctrl+Alt+Supr. 

Windows 95, 98 y ME 

Estos tres lanzamientos, conocidos también como "Windows 9x", no mostraron cambios estéticos en comparación con el 3.x. A pesar de eso, disponen una manera bastante sencilla de provocar uno.
 
Para poder hacerlo, debemos ingresar al menú inicio, y dentro seleccionar "Ejecutar". En la ventana que se nos abre escribimos la dirección "C:/con/con" y pulsamos enter. Eso será suficiente para que nos aparezca un pantallazo azul como por arte de magia.

El famoso error de los nombres reservados; en este caso, CON
 

Windows XP

Esta versión probablemente sea la más difícil para poder realizar uno, pues es necesario instalar una herramienta externa, ya que el método de "C:/con/con" no funciona por las diferencias con el núcleo. En este caso, lo que podemos hacer es cerrar un programa importante del sistema operativo, el cual haga colapsar todo y de este modo traer un BSOD.
 
No nos servirá el administrador de tareas tradicional, ya que este no permite cerrar ninguna aplicación escencial para el sistema. Por lo tanto, hay que utilizar otro gestor de procesos que lo haga. En mi caso. lo haré con Process Explorer, el cual nos deja cerrarlos de manera más avanzada, con elementos más detallados para cada uno. No requiere de ninguna instalación; tan solo hay que aceptar las condiciones en su primera ejecución.
 
Una vez abierto, seleccionamos "csrss.exe" y pulsamos la tecla Suprimir. Nos aparecerá una ventana de confirmación, la aceptamos. Con eso es suficiente para que nos aparezca el grandísimo error.
 


 

Windows Vista/7

Para estas versiones de Windows, sí que existe una manera bastante fácil de hacerlo.
 
 
Pantallazo azul en Windows Vista/7. A diferencia del XP, este solo está disponible en inglés 
 
Consiste en abrir el administrador de tareas como administrador, y cerrar un determinado proceso del sistema para que se tilde de forma automática. Igual que en el XP, solo que no hace falta instalar nada externo.

Una vez que lo hayamos abierto (de nuevo, como administrador), nos ubicamos en la pestaña "Procesos", donde veremos el listado de ellos y también donde vamos a cerrarlo. A continuación, seleccionamos uno con el nombre de winit.exe y presionamos la tecla Suprimir. Nos aparecerá una ventana mencionando que el sistema se apagará de forma inmediata, y nos mostrará abajo un casillero el cual debemos seleccionar para habilitar el botón de "Apagar". Seleccionamos dicha casilla y pulsamos el botón de Apagar en la ventana.



Windows 8.x, 10 y 11

 

La forma de realizar dichos pantallazos es casi idéntica a la de Vista y 7. Solo que esta vez, no solo el nombre del proceso es diferente, si no que también aparecen varios, y no es eligiendo cualquiera.

Primero tendremos que abrir el administrador de tareas como administrador, como antes. Luego nos dirigimos a la pestaña Detalles y seleccionamos el primer proceso de la lista que se llame "svchost.exe", el cual está siendo ejecutado por el usuario SYSTEM. Si no lograron identificarlo, en la siguiente imagen podrán darse una idea:


Le damos a Finalizar tarea. Nos aparecerá la misma ventana de confirmación con el casillero, lo seleccionamos y hacemos clic en Apagar.
 
 
En definitiva, estas serían las maneras más sencillas de hacer aparecer un pantallazo azul de la muerte en distintas versiones de Microsoft Windows. Obviamente existen otros mecanismos para poder hacerlo, aunque esto es lo más básico.