Páginas

La fuga de usuarios en WhatsApp, y sus alternativas


domingo, 31 de enero de 2021


Hace unas semanas atrás, se dieron a conocer varios cambios en las políticas de WhatsApp. En simples palabras, se especifica que a partir de ahora, todo lo que se mande a través de esta plataforma, será compartido con otros servicios de Facebook de manera automática, como Instagram, Facebook Messenger o la propia red social. Estas modificaciones, que en un principio se tenía pautado regirlas a principios de febrero, terminarán entrando en vigor a partir del 15 de mayo.

Esta edición de la susedicha política ha desatado toda una polémica por la privacidad, que indudablemente causó el descontento de millones de usuarios. Fue tan así, que muchos han comenzado a despedirse de la app de mensajes más usada hasta el momento, para darle paso a otras alternativas. En este caso, las principales fueron Signal y Telegram, dos competidoras que desde hace años están marcando terreno en el área de la mensajería instantánea, en especial esta última.

A continuación vamos a ver un pequeño repaso de cada una, resumiendo sus funciones principales y diferencias en comparación con WhatsApp.

Telegram


Fue fundado en 2013 por los hermanos Nikolái Dúrov y Pável Dúrov, mismos creadores de la red social VK. Desde sus comienzos, ha sido catalogado como el principal competidor de WhatsApp. A diferencia de este, contamos con muchas funciones destacadas, de las que se pueden mencionar los canales públicos, bots, supergrupos, chats privados con mensajes que se autodestruyen, mensajes de video, y la capacidad de subir cualquier archivo de hasta 2GB, entre otras.
Técnicamente, Telegram funciona como una combinación de una red social y un servicio de mensajería instantánea, ya que está compuesto por una estructura más pública; posee un sistema de nombres de usuario, que sirve como identificador único para páginas, bots, grupos y personas. A esto se le agrega un buscador para poder encontrarlos, y un sitio para poder abrirlo a partir de un enlace directamente (t.me). 
 

Signal


Surgió en 2014 tras la fusión de dos apps de llamadas y mensajes con el nombre de RedPhone y TextSecure, respectivamente. En sus comienzos, se destacó por sus funcionalidades de cifrado, que en parte derivaban de sus antecesores. En 2018, pasa a estar gestionada por Signal Foundation, creada por Moxie Marlinspike, y el cofundador de WhatsApp, Brian Acton.
Algunas funciones interesantes que trae son las imágenes que se pueden ver una cantidad limitada de veces, evitar que otros usuarios realicen una captura de pantalla a tus conversaciones o dar reacciones a los mensajes, al puro estilo de Facebook.
También, y como mencioné en el principio, se sigue destacando en materia de privacidad. Al momento de registrarse, tan solo se vincula tu número de teléfono por defecto, mientras que las demás apps suelen requerir más información.

En definitiva, voy a mostrar una tabla comparativa entre estas tres aplicaciones. Saquen sus propias conclusiones:



WhatsApp Telegram Signal
Plataformas Android, iOS, KaiOS, y clientes Web, Windows y Mac
Android, iOS, Windows Phone, clientes Web, Windows, Mac OS y Linux
Android, iOS, clientes Windows, Mac OS y Linux
Grupos     
Stickers     Sí, solo fijos
Sí, fijos y animados
Sí, fijos y animados
Llamadas
Videollamadas
Canales
No No
Subida de archivos
Sí, hasta 16MB para archivos multimedia, y 100MB para documentos.
Sí, hasta 2GB
Sí, hasta 100MB
Mensajes de voz
Mensajes de video
No No
Bots* Sí, para empresas
No
Estados
No No

*la app tenga la función como tipo de usuario.

¿Fin definitivo?

Analizando un poco la situación, considero personalmente que a pesar de esta pérdida de gente, va a seguir siendo difícil quitarle el liderazgo a WhatsApp. Con el paso de los años, se ha ido universalizando tanto, que ya mucha gente no moverá un dedo y se quedará. E incluso otra parte va a establecerse en cualquiera de esas dos apps, aunque no desinstalarán por completo la otra, dejándola por si acaso. Sin embargo, no cabe la menor duda de que este fue el mayor golpe que recibió desde su nacimiento en 2009. Más incluso que cuando fue vendida a Facebook en 2014, donde se generó repercusión y recibió un montón de críticas, aunque no llegó a mayor polémica.

Independientemente de la privacidad y la protección de datos, también hay que mencionar que mucha gente ya quería probar algo distinto. Tanto Telegram como Signal son apps que ofrecen un montón de herramientas y funcionalidades que WhatsApp no posee, y que le sacan mucha ventaja. 

 

Me percaté de que Blogger no trae una herramienta para crear tablas. Me disculpo si su diseño deja mucho que desear.

¡Feliz 2021!


viernes, 1 de enero de 2021

Al igual que hice con el saliente, nunca queda mal darle la entrada al año con un artículo en el blog.

Repaso del año

No hay mucho para resumir. Para empezar, la ausencia de contenido se ha notado en el blog. A principios de año pronosticaba una mayor actividad, sin embargo, con el transcurso del tiempo se fueron generando algunos factores tales como los estudios y la falta de dedicación, que hicieron que las espectativas no se cumplieran del todo. No se debía necesariamente a la falta de tiempo; tan solo me concentraba a escribir entradas en pocas ocasiones. Con esto en mente, en este 2021 quiero dedicarle más tiempo a este espacio que tengo, con más artículos, abarcando incluso otros aspectos tales como la opinión personal, o el análisis y la investigación. Este último ya lo he realizado en un par de ocasiones, aunque pretendo hacerlo más seguidamente a partir de ahora.

Por otro lado, todos sabemos que el 2020 fue muy particular. Indudablemente, la situación del coronavirus nos afectó a todos de distintas formas. Se desconocía completamente la manera en la que esto se iba a esparcir. por lo que también dio lugar a algunos cambios imprevistos en los planes.

Sin más que decir, se espera lo mejor para el año entrante y que esta problemática mundial culmine de una vez por todas.

¡Feliz 2021 para todos!