Páginas

Cómo provocar un pantallazo azul de la muerte


sábado, 21 de agosto de 2021

El pantallazo azul de la muerte, conocido popularmente por sus siglas en inglés BSOD, es prácticamente el error más "mortífero" que puede recibir casi cualquier instalación de Microsoft Windows. Presente desde Windows 3.1 como un simple aviso, este nos da la indicación de que nuestro sistema en ejecución sufrió una parada crítica dentro del núcleo, la cual implica tener que reiniciar obligatoriamente nuestro equipo, con la evidente consecuencia de perder todo lo que estuviéramos haciendo en ese momento.

Más allá de que pueda resultar "aterrador" por decirlo de alguna forma, a muchos curiosos les gustaría poder provocar uno; ya sea porque afortunadamente nunca hayan recibido uno, o simplemente porque quieren visualizar esta escena típica de Windows.

A continuación voy a enseñarte a cómo provocar uno en distintas versiones de Windows, desde la 3.1 hasta en Windows 11. Claramente se aconseja realizarlo en entornos virtualizados, como una máquina virtual.

Windows 3.1

Esta fue la versión en donde prácticamente nacieron los pantallazos azules, sirviéndose en aquel momento como una ventana de error emergente. En un principio, salvo unas muy pocas excepciones, este no obligaba el reinicio de la computadora en si, si no que simplemente informaba de un error. Incluso también solía avisarte cuando pulsabas cierta combinación.

La forma más sencilla de provocarlo es presionando la combinación de teclas Ctrl+Alt+Supr. 

Windows 95, 98 y ME 

Estos tres lanzamientos, conocidos también como "Windows 9x", no mostraron cambios estéticos en comparación con el 3.x. A pesar de eso, disponen una manera bastante sencilla de provocar uno.
 
Para poder hacerlo, debemos ingresar al menú inicio, y dentro seleccionar "Ejecutar". En la ventana que se nos abre escribimos la dirección "C:/con/con" y pulsamos enter. Eso será suficiente para que nos aparezca un pantallazo azul como por arte de magia.

El famoso error de los nombres reservados; en este caso, CON
 

Windows XP

Esta versión probablemente sea la más difícil para poder realizar uno, pues es necesario instalar una herramienta externa, ya que el método de "C:/con/con" no funciona por las diferencias con el núcleo. En este caso, lo que podemos hacer es cerrar un programa importante del sistema operativo, el cual haga colapsar todo y de este modo traer un BSOD.
 
No nos servirá el administrador de tareas tradicional, ya que este no permite cerrar ninguna aplicación escencial para el sistema. Por lo tanto, hay que utilizar otro gestor de procesos que lo haga. En mi caso. lo haré con Process Explorer, el cual nos deja cerrarlos de manera más avanzada, con elementos más detallados para cada uno. No requiere de ninguna instalación; tan solo hay que aceptar las condiciones en su primera ejecución.
 
Una vez abierto, seleccionamos "csrss.exe" y pulsamos la tecla Suprimir. Nos aparecerá una ventana de confirmación, la aceptamos. Con eso es suficiente para que nos aparezca el grandísimo error.
 


 

Windows Vista/7

Para estas versiones de Windows, sí que existe una manera bastante fácil de hacerlo.
 
 
Pantallazo azul en Windows Vista/7. A diferencia del XP, este solo está disponible en inglés 
 
Consiste en abrir el administrador de tareas como administrador, y cerrar un determinado proceso del sistema para que se tilde de forma automática. Igual que en el XP, solo que no hace falta instalar nada externo.

Una vez que lo hayamos abierto (de nuevo, como administrador), nos ubicamos en la pestaña "Procesos", donde veremos el listado de ellos y también donde vamos a cerrarlo. A continuación, seleccionamos uno con el nombre de winit.exe y presionamos la tecla Suprimir. Nos aparecerá una ventana mencionando que el sistema se apagará de forma inmediata, y nos mostrará abajo un casillero el cual debemos seleccionar para habilitar el botón de "Apagar". Seleccionamos dicha casilla y pulsamos el botón de Apagar en la ventana.



Windows 8.x, 10 y 11

 

La forma de realizar dichos pantallazos es casi idéntica a la de Vista y 7. Solo que esta vez, no solo el nombre del proceso es diferente, si no que también aparecen varios, y no es eligiendo cualquiera.

Primero tendremos que abrir el administrador de tareas como administrador, como antes. Luego nos dirigimos a la pestaña Detalles y seleccionamos el primer proceso de la lista que se llame "svchost.exe", el cual está siendo ejecutado por el usuario SYSTEM. Si no lograron identificarlo, en la siguiente imagen podrán darse una idea:


Le damos a Finalizar tarea. Nos aparecerá la misma ventana de confirmación con el casillero, lo seleccionamos y hacemos clic en Apagar.
 
 
En definitiva, estas serían las maneras más sencillas de hacer aparecer un pantallazo azul de la muerte en distintas versiones de Microsoft Windows. Obviamente existen otros mecanismos para poder hacerlo, aunque esto es lo más básico.

La omisión de Windows 9


domingo, 27 de junio de 2021

 
Versión RTM de Windows 10.

Desde que Windows 10 hizo su primera aparición pública allá por 2014, nunca se supo en un principio cuál fue el motivo exacto que conllevó a que dicha versión no fuera 9, salteándose directamente un número en lugar de continuar con la numeración que se venía llevando a cabo en este sistema operativo desde Windows 7, y que antiguamente ya estuvo presente en sus inicios hasta que salió el 95.

Como suele suceder en este tipo de incógnitas, varias fueron las hipótesis que han surgido a lo largo y ancho de Internet. De que el nueve es "malo" dentro de ciertas regiones en el mundo, que puede provocar incompatibilidades con algunos programas... En fin, acá voy a listar las más repercutidas y concluir con la que parezca más acertada.

Hipótesis 1: "9" es el número de la mala suerte en Japón

Si alguna vez te vas de visita a Japón, tal vez no estaría de más tener esto en consideración. La cuestión es que el número nueve en ese país no es tan bien recibido que digamos. Su pronunciación en dicho lenguaje es "ku", que traducido al español significa "sufrimiento". Del mismo modo podemos vincularlo más localmente al "13", o al "4" en China (de ahí el por qué muchos hoteles en el mundo se lo evitan).

Sin embargo, esta primera hipótesis no ha sido probada y por ende quedó completamente en la nada. Parece ser que no se trataba de aplicar una corrección política y evitar su colocación, ni mucho menos. A propósito, si uno analiza bien, Microsoft ya había aplicado esta dicotomía hace muchos años; es el caso de la suite de Office, donde luego de la versión 12.0 (correspondiente a Office 2007) se salteó directamente a la 14.0 (2010).

Hipótesis 2: Evitar que ciertos programas se confundan en la numeración, e interpreten el "9" como si fuera Windows 95 o 98


Esta teoría fue muy debatida en su momento, sobre si algunos programas pudieran no ejecutarse dentro de esta flagrante versión de Windows por tomar en cuenta que está puesta otra más antigua, dada sus notorias similitudes con el nombre. Para ponerlo en palabras sencillas, cuando un programa detecta que el número de dicha versión comienza con "9" considerará automáticamente que está instalado uno de estos lanzamientos antiguos, y por lo tanto desistirá de abrir.
 
Este rumor surgió a partir de una publicación en Reddit, en donde un usuario afirmaba (mediante un código puesto como ejemplo) esta probabilidad. Aunque al final terminó siendo poco creíble a tal punto de ser descartado, ya de por si, llenándose el hilo de ironías, como la mención del autor el cual comunica que "trabajó para Microsoft". Bromas aparte, en este documento subido a GitHub se listan detalladamente los porqués de su descarte (en inglés, por cierto).
 

Hipótesis 3: Varias empresas ya se han salteado este número en sus productos

Y un claro ejemplo de esto es Apple, en donde del iPhone 8 se pasó directamente al iPhone X sin dejar ningún otro rastro. Se supondría que esto de subestimar al pobre número 9 iba a ser, dentro de un mediano o largo plazo, una nueva moda empresarial que a fin y al cabo terminaba copiando Microsoft (como siempre).
 
Sin embargo, debemos decir que esta presunsión no es tan acertada que digamos, pues al fin y al cabo existen otros productos de ambas empresas que si disponen de su propia versión nueve: por nombrar algunos, Internet Explorer, iOS, Works y DirectX.
 

La realidad

Lo más acertado que podemos concluir entre lo ya dicho es que todo este pequeño intercambio de números se llevó a cabo por pura cuestión de marketing. Según lo que uno puede analizar, Microsoft habría optado por pasar directamente al 10 ya que este nuevo producto del SO estaba pensado en ser algo más grande de lo que fueron otros saltos, por poner el más cercano, del 7 al 8. Por mencionarlo de alguna forma, se planificó como un lanzamiento "mayor".
 
A propósito, y entre estos puntos, no podemos olvidar que Windows 10 iba a ser la última versión de este sistema operativo, y que una vez culminado su soporte de 2025 pasaría a considerarse como un "servicio". Algo que, con el anuncio y filtración de Windows 11 que llegaron varios años más tarde, nos dejó en claro que esto ya no va a suceder.

Cómo hacer un bucle en el intérprete de Windows, y qué cosas se pueden aprovechar


lunes, 29 de marzo de 2021

 


Hace un tiempo he experimentado con varios códigos realizados en Batch, que para los que no saben, es el lenguaje que utiliza la consola de comandos de Windows y que prácticamente deriva de MS-DOS y sus antecesores. Entre esos experimentos, estuve haciendo varias cosas con loops (ese método que te permite repetir órdenes tanto indefinida como definidamente), y me gustaría compartir su procedimiento. Aprovechando la ocasión mostraré también algunas cosas interesantes que se pueden realizar.

Cómo hacerlos

Hay varias formas de crear un bucle en un archivo batch. La que yo usé en mi video, por ejemplo, es la siguiente:
 
set /a i = 1
:
fragm  
if %i
% leq 50 (
    :: El contenido a repetir dentro del loop
    set /a i = %i% + 1
    goto
fragm
)
 
Lo primero que hace este código es establecer una variable numérica (i), la cual contará las veces que se ha repetido el bucle. Después defino un fragmento, llamado fragm, que será el contenido al que se la hará un loop. Luego creo un condicional en donde si la variable i es un número menor o igual a 50, sigue adelante.
Dentro de la condición se le suma a esta el valor 1, para que cuente ese pase por el código.
Finalmente, la función goto hace que el programa vuelva al fragmento ya definido, lo que provoca que este se vuelva a repetir, en este caso, un total de 50 veces.
 
Ahora bien, si queremos hacer que la repetición sea permanente, simplemente le sacamos el condicional y la variable de contador. Nos quedaría algo así:

:fragm
    :: El contenido a repetir dentro del loop
    goto fragm
 

Claramente hacer esto a largo plazo puede causarle problemas de rendimiento a nuestra computadora; siempre hay que usarlo con precaución.

Otra manera de hacer una repetición es mediante la instrucción FOR.

for /l %x in (1, 1, 15)  do (

    :: Contenido a repetir dentro del loop

)

Aquí se define que para la variable x, se contará del 1 al 15 en aumento y en cada conteo se ejecutará el contenido. Los valores de la cuenta se van sumando a x. En palabras sencillas, lo que esté adentro se repetirá un total de 15 veces, según lo establecido.

Qué se puede hacer

Si con el intérprete de comandos de Windows es posible hacer hacer miles de cosas, pues de más estar decir que con un loop también contamos con un abanico de posibilidades. A continuación les voy a compartir dos programitas de ejemplo (iba a poner más, pero no tenía muchas ideas).

Matrix

Si en algún momento quisiste hacer algo lo más parecido a la Matrix, este código es el más indicado para tí. Establece el color correspondiente e imprime números aleatorios.
 
@echo off
title Matrix
color 0a
:loop
    echo %random%%random%%random%%random%%random%%random%%random%
    goto loop

Tabla numérica

Más de una vez la has tenido que usar para alguna tarea. Te pregunta el número de tabla y la cantidad de veces que lo quieras multiplicar.

@echo off
title Tabla numérica
echo Escribe un número para a multiplicar
set /p n=""
echo Escribe la cantidad de veces a multiplicar
set /p i=""
set /a v=0
set /a b=0
echo Resultado:
:fragm  
if %v% leq %i% (
    set /a b = %n% * %v%
    echo %b%
    set /a v = %v% + 1
    goto fragm
)
pause

La fuga de usuarios en WhatsApp, y sus alternativas


domingo, 31 de enero de 2021


Hace unas semanas atrás, se dieron a conocer varios cambios en las políticas de WhatsApp. En simples palabras, se especifica que a partir de ahora, todo lo que se mande a través de esta plataforma, será compartido con otros servicios de Facebook de manera automática, como Instagram, Facebook Messenger o la propia red social. Estas modificaciones, que en un principio se tenía pautado regirlas a principios de febrero, terminarán entrando en vigor a partir del 15 de mayo.

Esta edición de la susedicha política ha desatado toda una polémica por la privacidad, que indudablemente causó el descontento de millones de usuarios. Fue tan así, que muchos han comenzado a despedirse de la app de mensajes más usada hasta el momento, para darle paso a otras alternativas. En este caso, las principales fueron Signal y Telegram, dos competidoras que desde hace años están marcando terreno en el área de la mensajería instantánea, en especial esta última.

A continuación vamos a ver un pequeño repaso de cada una, resumiendo sus funciones principales y diferencias en comparación con WhatsApp.

Telegram


Fue fundado en 2013 por los hermanos Nikolái Dúrov y Pável Dúrov, mismos creadores de la red social VK. Desde sus comienzos, ha sido catalogado como el principal competidor de WhatsApp. A diferencia de este, contamos con muchas funciones destacadas, de las que se pueden mencionar los canales públicos, bots, supergrupos, chats privados con mensajes que se autodestruyen, mensajes de video, y la capacidad de subir cualquier archivo de hasta 2GB, entre otras.
Técnicamente, Telegram funciona como una combinación de una red social y un servicio de mensajería instantánea, ya que está compuesto por una estructura más pública; posee un sistema de nombres de usuario, que sirve como identificador único para páginas, bots, grupos y personas. A esto se le agrega un buscador para poder encontrarlos, y un sitio para poder abrirlo a partir de un enlace directamente (t.me). 
 

Signal


Surgió en 2014 tras la fusión de dos apps de llamadas y mensajes con el nombre de RedPhone y TextSecure, respectivamente. En sus comienzos, se destacó por sus funcionalidades de cifrado, que en parte derivaban de sus antecesores. En 2018, pasa a estar gestionada por Signal Foundation, creada por Moxie Marlinspike, y el cofundador de WhatsApp, Brian Acton.
Algunas funciones interesantes que trae son las imágenes que se pueden ver una cantidad limitada de veces, evitar que otros usuarios realicen una captura de pantalla a tus conversaciones o dar reacciones a los mensajes, al puro estilo de Facebook.
También, y como mencioné en el principio, se sigue destacando en materia de privacidad. Al momento de registrarse, tan solo se vincula tu número de teléfono por defecto, mientras que las demás apps suelen requerir más información.

En definitiva, voy a mostrar una tabla comparativa entre estas tres aplicaciones. Saquen sus propias conclusiones:



WhatsApp Telegram Signal
Plataformas Android, iOS, KaiOS, y clientes Web, Windows y Mac
Android, iOS, Windows Phone, clientes Web, Windows, Mac OS y Linux
Android, iOS, clientes Windows, Mac OS y Linux
Grupos     
Stickers     Sí, solo fijos
Sí, fijos y animados
Sí, fijos y animados
Llamadas
Videollamadas
Canales
No No
Subida de archivos
Sí, hasta 16MB para archivos multimedia, y 100MB para documentos.
Sí, hasta 2GB
Sí, hasta 100MB
Mensajes de voz
Mensajes de video
No No
Bots* Sí, para empresas
No
Estados
No No

*la app tenga la función como tipo de usuario.

¿Fin definitivo?

Analizando un poco la situación, considero personalmente que a pesar de esta pérdida de gente, va a seguir siendo difícil quitarle el liderazgo a WhatsApp. Con el paso de los años, se ha ido universalizando tanto, que ya mucha gente no moverá un dedo y se quedará. E incluso otra parte va a establecerse en cualquiera de esas dos apps, aunque no desinstalarán por completo la otra, dejándola por si acaso. Sin embargo, no cabe la menor duda de que este fue el mayor golpe que recibió desde su nacimiento en 2009. Más incluso que cuando fue vendida a Facebook en 2014, donde se generó repercusión y recibió un montón de críticas, aunque no llegó a mayor polémica.

Independientemente de la privacidad y la protección de datos, también hay que mencionar que mucha gente ya quería probar algo distinto. Tanto Telegram como Signal son apps que ofrecen un montón de herramientas y funcionalidades que WhatsApp no posee, y que le sacan mucha ventaja. 

 

Me percaté de que Blogger no trae una herramienta para crear tablas. Me disculpo si su diseño deja mucho que desear.

¡Feliz 2021!


viernes, 1 de enero de 2021

Al igual que hice con el saliente, nunca queda mal darle la entrada al año con un artículo en el blog.

Repaso del año

No hay mucho para resumir. Para empezar, la ausencia de contenido se ha notado en el blog. A principios de año pronosticaba una mayor actividad, sin embargo, con el transcurso del tiempo se fueron generando algunos factores tales como los estudios y la falta de dedicación, que hicieron que las espectativas no se cumplieran del todo. No se debía necesariamente a la falta de tiempo; tan solo me concentraba a escribir entradas en pocas ocasiones. Con esto en mente, en este 2021 quiero dedicarle más tiempo a este espacio que tengo, con más artículos, abarcando incluso otros aspectos tales como la opinión personal, o el análisis y la investigación. Este último ya lo he realizado en un par de ocasiones, aunque pretendo hacerlo más seguidamente a partir de ahora.

Por otro lado, todos sabemos que el 2020 fue muy particular. Indudablemente, la situación del coronavirus nos afectó a todos de distintas formas. Se desconocía completamente la manera en la que esto se iba a esparcir. por lo que también dio lugar a algunos cambios imprevistos en los planes.

Sin más que decir, se espera lo mejor para el año entrante y que esta problemática mundial culmine de una vez por todas.

¡Feliz 2021 para todos!